Primeras Impresiones de un país desconocido

Llegué ayer a Nueva York y los de Redeemer City to City me ubicaron en un departamento en Nueva Jersey (cruzando el río Hudson, a sólo 20 mins. de Manhattan). Las primeras impresiones se caracterizan por ser injustas y poco realistas, pero algo dicen. Si no dicen algo de lo que se está observando, al menos algo dicen, seguro, del observador… así que aquí van las primeras impresiones, unas bien sonsas y otras un poco más serias.

Cuando se conoce EEUU por primera vez aterrizando en NY, no te queda muy claro cuáles características tienen los neoyorquinos que son exclusivas de ellos y cuáles comparten con el resto de los estadounidenses. Los neoyorquinos se encargan de recordarte todo el tiempo que el resto de EEUU es distinto a ellos.

NYC es deslumbrante.

Perderse en el metro o caminando sigue siendo la mejor manera de conocer una ciudad. Pero en el caso de NY, uno lo pasa tan bien que se le olvida que está perdido.

Subirse a un metro o tren de NY es idéntico a subirse a un metro o tren de Sao Paulo: caluroso, lleno de latinos, asiáticos, negros, blancos, pobres, indigentes, clase media y ejecutivos todos juntos en el vagón. Simplemente: HERMOSO!! Pocas cosas son más parecidas al cielo que un lugar donde hay tanta diversidad “habitando junta en [relativa] armonía”. Me sentí literalmente transportado en el tiempo a mis hermosos días de andar en tren y metro en Sampa.

Los neoyorquinos tienen esa patudez y arrogancia característica de gente de ciudad grande hacia los provincianos. El tema es que, para ellos, fuera de los límites de Nueva York, TODO el resto del planeta es provincia (y después de caminar por Greenwich Village, Soho, Little Italy, Chinatown, Nolita, les empiezo a encontrar algo de razón).

En general te dejan comprar tranquilo. Puedes quedarte horas mirando discos, libros, ropa y nadie se te acerca a preguntar nada. Eso es genial!! Dije en general porque no hay caso con los vendedores indios (de India): son insistentes y regateros.

Es casi imposible caminar por las calles de NY y no reconocer algo de una película o serie como cada 2 cuadras (“Ahí es donde el Teniente MacClane hizo…”, “en esa esquina Ross le dijo a Rachel…”, “ese lugar se parece al del nazi de la sopa de Seinfeld!” y etc. etc.).

Nueva York es un bien de consumo y la han sabido vender con la mejor estrategia de marketing: películas y series de TV.

Los neoyorquinos están acostumbrados a las filas. Para ellos es como para un santiaguino mirar la cordillera. Los tipos son piola y tranquilos para las filas. Las tienen asumidas, sin estrés, sin refunfuñar.

Curiosamente los autos no hacen fila. Se meten donde ven un espacio. Si ven espacio para meter la nariz del auto, entonces se atraviesan para entrar a una autopista, por ejemplo. Pero el factor en común con mi punto anterior: sin estrés. No hay bocinazos cuando eso ocurre, no hay tipos sacando la mano para afuera para hacer gestos obscenos ni nada de eso. Lo tienen asumido y la ciudad funciona igual.

Existen cosas estúpidas e ir al trabajo en auto cuando vives y trabajas en Manhattan. Los neoyorquinos lo asumieron hace décadas. Estacionamientos? Carísimos! Embotellamientos? En cada calle casi! Tiempo en llegar al trabajo o volver a casa? El doble o más que en metro! Los santiaguinos debieran saber que lo mismo va a ocurrir en Santiago dentro de 10 años, según los expertos (sino me creen, intenten ir en auto del centro a Manquehue un viernes a las 18h). Mientras antes nos acostumbremos a movernos en transporte público: mejor! La alternativa al desastre del Transantiago no es comprarse un auto e irse en auto a la pega, sino unirnos y exigir de manera responsable y ciudadana, con propuestas concretas, un sistema público de transporte decente! Ya que, como alguien dijo por ahí: una ciudad moderna no es una que tiene más autos, sino una en la cual todos usan transporte público.

Llegar a EEUU y encontrarse con una fiesta de esas con ferias (en mi caso fue “Hoboken Italian Festival”), carros de comida, puestos, juegos electrónicos para niños, tiro al blanco para ganarse un peluche, etc. es una buena forma de conocer la cultura estadounidense. Familias de distintos orígenes y clases lo pasan bien, comen cosas ricas, bailan al ritmo de una banda en vivo, se sientan a mirar los fuegos artificiales y toman cerveza y vino dentro de un área restringida con cuerdas… así es!! Venden cerveza por montones! Pero sólo dentro de esa área y sólo te la puedes tomar ahí.

Los gringos tiene algo con el espacio. La separación de espacios para distintas funciones es algo que lo llevan dentro. En Washington Square (que es como un parque), de hecho, vi una zona separada para quienes quieren pasear con perros. Ahí se les permite hacer pipí, caca y olerse los traseros… obviamente me refiero a los perros no a las personas que los llevan.

No importa si lo amas o lo odias, Jon Bon Jovi es una especie de héroe en Nueva Jersey. Era un chico que salió de aquí y que lleva orgulloso el nombre de su lugar de origen por donde va. Cuando digo “héroe”, me refiero a mujeres de 50 y tantos con el corazón de Bon Jovi tatuado en la pantorrilla, coreando sus canciones con sus hijas adolescentes (que probablemente tienen un nombre basado en alguna canción de Bon Jovi).

Mañana comienzan las clases y debo dormir. Así que eso sería todo!… por ahora.

Advertisements

5 Comments

Filed under Cosmovisión

5 responses to “Primeras Impresiones de un país desconocido

  1. Muchas gracias por las referencias, historias e iconografía. Me da una idea de alguien que le tengo confianza para describir un lugar. Un abrazo y por cuanto estarás por allá?

  2. me acordé del laberinto de la soledad, un libro de Octavio Paz…ahí describe al gringo y lo compara con el mexicano…probablemente hay bastante menos diferencia entre los gringos y nosotros

    saludos

  3. “Los neoyorquinos tienen esa patudez y arrogancia característica de gente de ciudad grande hacia los provincianos. El tema es que, para ellos, fuera de los límites de Nueva York, TODO el resto del planeta es provincia (y después de caminar por Greenwich Village, Soho, Little Italy, Chinatown, Nolita, les empiezo a encontrar algo de razón).”

    Eso mismo fue mi impresión cuando estuve ahí. En verdad es el “Roma” del mundo globalizado. Es impactante.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s