Reflexiones eleccionarias 2

SALIR DEL CLÓSET 2:

¿Ud. es cristiano y “bacheletista” (en cualquier de sus grados)? Por favor, salga del clóset Ud. también.

Pero en un sentido distinto. Me explico: Si a los creyentes de derecha en mi post anterior los invité a salir del clóset sobre su condición de derecha. A Ud. lo invito a salir del clóset sobre su condición de creyente evangélico que cree que la Biblia es la Palabra de Dios (si Ud. no cree esto, no es a Ud. a quien me estoy refiriendo en este post, siéntase en libertad de ignorarlo o de leerlo como si estuviera escrito en tercera persona, no en segunda). A Ud. que cree que la Biblia determina autoritativamente la voluntad de Dios para los hombres y mujeres que Él creó (ojo: dije “creó”, no “redimió”. Y muy a propósito).

Mucho han hablado y vociferado sobre los, mal llamados, temas “valóricos”, aquellos que apoyan a candidatos con posturas conservadoras sobre matrimonio, sexualidad, aborto, etc, como Matthei u Orrego, en su momento. Pero no creo que a ellos les corresponda decir mucho. Su apoyo a Matthei ya lo dice todo o casi todo al respecto. Me parece que quienes deben hablar, opinar y levantar la voz bien claro son los bacheletistas.

Con Ud., cristiano evangélico que apoyó la candidatura de Bachelet y que está celebrando su victoria, está el onus: a Ud. le corresponde el deber moral de decir claramente que considera que el diseño de Dios para el matrimonio es entre un hombre y una mujer, por ejemplo. A Ud. le corresponde decir abiertamente que la vida dentro del vientre es la vida de una persona que se alegra en su Salvador (como Juan el Bautista) o es sujeto de un llamado profético (como Jeremías) y que esta persona debe ser respetada, por lo tanto, y no eliminada con criterios eugenésicos cuasi-nazistas.

No empiece, simplemente, a citar estadísticas y estudios inexistentes y absurdos (como el papelón de Emiliano Soto en CNN Chile al afirmar que el matrimonio homosexual aumentaría los casos de VIH en el país… cuek!), como si esto le diera un halo de “neutralidad” a sus argumentos… ¡como si la neutralidad existiera!

No trate de parecer un libre-pensador si Ud. no lo es. ¡Ud. es un “esclavo-pensador”!: su conciencia está “sometida a la Palabra de Dios”, como dijo Martín Lutero. Así que hágalo notar. Con inteligencia, con respeto y prudencia, pero no por eso con menos claridad y transparencia.

Esté ahí cerca, para que la presidenta electa lo escuche muy claramente cuando Ud. le apunte con el dedo a lo Lagos y le diga: “presidenta Michelle Bachelet, somos evangélicos que creemos en su proyecto político-social para el país y no lo ocultamos, hemos votado por Ud. y la hemos apoyado abiertamente. Creemos que los temas valóricos no son sólo aquellos relacionados con la sexualidad y la familia, sino también aquellos relacionados con permitir a los trabajadores organizarse para mejorar sus condiciones laborales, con una educación superior pública que sea gratuita o, incluso, con permitir que una nación pueda votar democráticamente, mediante la conformación de una Asamblea Constituyente, una nueva constitución. SIN EMBARGO: No le apoyamos en sus proyectos de ley de aborto o de matrimonio igualitario y nos mantendremos a su lado como pulgas en su oído, como opositores leales en estas materias. No callaremos la voz profética de la iglesia por causa de unas cuotas más de poder o influencia.

Porque es eso lo que está en juego. Ni más ni menos: la voz profética de la iglesia.

Así que hágase un favor a Ud. mismo y a toda la iglesia del Señor Jesucristo, columna y baluarte de la verdad: salga del clóset, especialmemte cuando esté hablando de política con sus amigos concertacionistas (sorry, “nueva-mayoristas” suena raro: como si se tratara de productos vendiéndose al por mayor).

Advertisements

6 Comments

Filed under Sociedad y Política

6 responses to “Reflexiones eleccionarias 2

  1. erika briones

    Estimado, muy de acuerdo en muchos puntos, creo tener autoridad para opinar ya que ayer vencí el calor y la comodidad y fui a votar en mi Temuco amado. Mi voto yo lo tenía decidido hace 4 años atrás, te puedes imaginar con quien voté, no pertenezco a ningún partido político, pero si creo que tenemos que trabajar para una sociedad mas justa, argumentos bíblicos hay de sobra, creo que no es relevante enumerar. El problema es que los Evangélicos insistimos en forzar situaciones que nunca van ser esté el presidente que esté, por ejemplo estamos contra la homosexualidad pero no podemos negar que existen homosexuales, lo mismo que el aborto, tenemos la mala percepción de calificar la gravedad del pecado conforme a nuestra cultura, el adulterio y la fornicación no son tan malos, pero los homosexuales esos si que son malos, en otras palabras la iglesia debe hacer su pega esté gobernando quien esté, tiene la obligación de denunciar la injusticia, los valores anticristianos y seguir predicando a Cristo, de cuando un gobernante u otro nos garantiza una predicación mas efectiva del evangelio, Cristo dice que en el mundo siempre tendremos aflicción, Pablo dice que no nos conformemos a este siglo, no esperemos reconocimiento alguno porque en eso no consiste traer el Reino.

    • Interesante visión! Realmente, como dices, muchas veces los evangélicos insistimos en ver las cosas desde nuestro propio gueto. Y pensamos más encima que esa es la manera bíblica (y cuasi supra-cultural) de verlo cuando en realidad estamos más influenciados por nuestra sub-cultura de clase media emergente.

      Gracias por darte el tiempo de dejar un aporte por aquí!

      Saludos!

  2. creo que de alguna manera, se esta tratando de decir que la posibilidad de algunas reformas , necesariamente traería beneficios a la población, y por tanto estos beneficios serian equivalentes y aun superiores a los contra que pudiera traer y ara citar solo los ejemplos que ustedes pusieron sobre la mesa, creo que de varias maneras la igualdad se contrapone a la libertad, y solo puede ser regulada por la justicia, justicia que ninguna persona naturalmente tiene de por si, sino que debe ser recibida por el conocimiento de Dios, así que la sociedad de por si no podría ser mas justa solo por un decreto o una ley sino, que en esta sea expuesto el conocimiento de Dios, lo cual no se propicia con la posibilidad de quitar la fe de las personas que tendrian cargos publicos , al contrario ( ejemplo de estados unidos donde hoy ni siquiera se puede orar por los alimentos en los colegios),entonces ninguna sociedad es mas justa de lo que los propios ciudadanos lo son, eso por un lado, y en cuanto al tema de los homosexuales, no es que no tengan derecho, ni que su pecado sea mas grande, el tema con el matrimonio igualitario tiene que ver con que tendrán derecho a adoptar, y en eso nadie ha tocado el tema de el derecho del niño a tener un padre y una madre, y he ahí el gran problema. y en cuanto al aborto lo mismo, y la eutanasia. y si no se logro que en campaña se comprometiera con no avanzar con su agenda en estos temas, que los hace pensar que lo hará ahora que es presidenta?. me parece que es una logica bastante rebuscada la que presentan.

    • Gracias Richard. Este es un espacio para escuchar y opinar siempre con respeto para que la libertad no sea asfixiada por nuestro mal uso de ella. Se agradece tu comentario!
      Me cuesta un poco entender a qué te refieres, pero parece que estás hablado acerca de lo que yo opino que deberían decirle a Bachelet los evangélicos que votaron por ella. Y creo que tienes razón: el momento ideal para hacerlo era durante su campaña.

      Personalmente, sin embargo, me quedo con este principio que aprendí con Charles Swindoll: “nunca es demasiado tarde para hacer lo correcto”.

      Saludos y gracias por darte el tiempo de comentar!

      • Felipe Correa

        Estimado Jonathan, lo veo super bien, pero creo que al votar por un proyecto político, estoy avalando lo que están planteando, es decir es como comprar un CD musical de 10 canciones por solo 4 que me gustan, siendo que otras 4 me dan lo mismo y 2 me desagradan completamente.

        Puedo estar equivocado, pero, sin juzgar a los cristianos que hayan botado por Bachelet, se asume que se están aceptando este proyecto, en los cuales se sopesa un estado “Laicizante” para así aceptar una reforma constitucional, educación gratuita, reforma tributaria, etc.

        Entonces cuando se estén lanzando estos proyectos de ley que saquen toda figura religiosa de lugares públicos, matrimonio homosexual y aborto terapéutico, parte del mismo proyecto que fue apoyado previamente en las urnas, creo que los cristianos que votaron no debieran tener mucho que reprochar, debido que aceptaron estas condiciones previas.

        De todas maneras creo que la iglesia debe dar una respuesta en amor y llena de gracia al momento de pronunciarse con respecto a estos temas, al momento en que se estén tramitando. Pero considero que los cristianos que votaron por esto no tienen mucho que decir, debido que fue lo que aceptaron previamente este proyecto.

      • richard Solis

        uff aunque muy fuera de epoca ya lo que queria decirte es que el hecho de votar por bachelette y las reformas que trae no necesariamente son para mas justicia e igualdad sino que son parte de un circo solamente y que mientras el hombre no sea cambiado por Dios todos los intentos por cambiar la sociedad fallaran, el tiempo ha demostrado que finalmente todo se va corrompiendo y los cambios que se prometieron solamente terminan en para que bolsillo va mas dinero. no creo que los politicos puedan cambiar las cosas en realidad son parte del problema amantes del dinero y el poder.bachellet incluida

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s