Palabras previas sobre el “Noé” de Aronofsky

No he ido a ver “Noé” aún. Tengo muchas ganas de verla desde antes que se estrenara, así que espero tener el tiempo uno de estos días. Sólo diré una pequeña cosa con 2 implicaciones, y que ya tengo claras desde este lado de la sala del cine.

Pequeña cosa: No espero una sana exégesis histórico-gramática (ni histórico-crítica) del texto bíblico de parte de Aronofsky como artista.

Implicación 1: Por lo tanto me impresiona la, aún enorme, cantidad de cristianos que evalúa como “mala” o “dudosa” la película Noé porque le da demasiado valor al nivel de acierto de la misma en cuánto a su interpretación bíblica. Y me desagradan profundamente, por lo tanto, todas esas críticas burdas y evangelicoides porque la película “no entiende el pacto”, “no muestra el carácter de Noé como mediador” o cuánta cosa que yo, personalmente, espero de libros de teólogos como Geerhardus Vos, Gerard Van Groningen, Meredith Kline u O. Palmer Robertson, pero no de un film de Aronofsky. La cultura evangélica, por décadas presa del dualismo cuasi maniqueo, aún no ha logrado salir totalmente de ahí ni siquiera en los círculos más reformados, y donde más se le nota es en la falta de elementos para evaluar una obra de arte. Los evangélicos (incluso algunos de los más eruditos teólogos) nos hemos mantenido ignorantes en estética, artes visuales e historia del arte.

Implicación 2: Y me asustan los creyentes que, queriendo reaccionar a la cultura dualista de gueto evangélico descrita aquí arriba, se entusiasman a tal punto con las “re-interpretaciones” de Aronofsky que toman su película casi como una profecía o nueva revelación que nos hace ver con otros ojos la historia bíblica. Ahora quieren invitarnos a reinterpretar a Noé y al Génesis a partir de su entusiasmo con la película. Me asustan estos cristianos porque muestran con eso lo poco que saben acerca de cómo interpretar la Escritura y lo “presa fácil” que son de las novedades teológicas, con tanta liviandad.

Una palabra final: Creo que los cristianos descritos en ambas implicaciones se equivocan en lo mismo. No se dan cuenta que Aronofsky, como los buenos artistas suelen hacer, no nos quiere ofrecer una interpretación de la historia bíblica. Él quiere ofrecernos una interpretación de los tiempos actuales que vivimos y usa la historia bíblica de Noé a su antojo, como acrílico en un lienzo, para mostrarnos cómo él ve la cultura occidental del siglo XXI. Debo reconocer que esto es justamente lo que me despierta las ganas de ir a verla con profundo entusiasmo! Un cristiano jamás habría hecho una obra de arte así: tomando una historia bíblica con tanta libertad iconoclasta. Pero sobre todo quiero saber cómo personas de mentalidad secular como Aronofsky ven el mundo, la sociedad e, incluso, a la iglesia y a los cristianos. Quiero deleitarme en su arte y tratar de ver lo que él ve. A eso voy al cine, al igual que al museo, a la sala de conciertos o a la galería de arte.

20140411-085528.jpg

Advertisements

7 Comments

Filed under Arte y Estética, Cosmovisión

7 responses to “Palabras previas sobre el “Noé” de Aronofsky

  1. Oi Jonathan, eu fui ao cinema ontem para assistir Noé. antes de assistir eu estava pensando como você, mas então eu assisti ao filme e fiquei imensamente frustrada. Não quero dar spoilers, a questão é que inventou-se outra história e muita coisa perdeu o sentido. De repente, os anjos caídos viraram heróis… Algumas cenas são muito bonitas, como os animais entrando na arca, imaginar como foi, isso é realmente impressionante, mas as sutilezas me fizeram desanimar do filme, enfim, assista!
    Abraços,
    Lyvia Peixoto

    • Vou assistir e dai conversamos melhor, mas se você se impressionou negativamente com o fato de que inventou-se outra história, então tenho a suspeita de que você não pensava a mesma coisa que eu penso.

      Abraço!

  2. tweety

    Y que tal si en vez de hacer una película Noé, hacía una película Mahoma?
    No creo que tenga agallas.

    • Ese es otro asunto. Muy interesante por cierto, pero un asunto donde sólo nos quedaremos en el ámbito de las especulaciones cuánticas y mundos posibles.

  3. Jorge

    Estimado pastor. Mucho gusto en saludarle y en manifestar mi aprecio profundo por los aportes de este blog, que estoy siguiendo con mucha atención y entusiasmo. Tengo una pregunta: a su modo de ver ¿aplica el mismo principio expuesto para “Noé” y Aronofsky a “La Última Tentación de Cristo” y Scorsese (o Kazantzakis)? Saludos

    • Estoy seguro que sí! Aplica a toda obra de arte. Pero ojo: no es lo ÚNICO que importa. Porque lo que yo quiero reconocer en una obra de arte, entre otras cosas, es la visión de mundo del artista. Y si esa visión de mundo es pagana o anticristiana incluso, yo lo sabré reconocer y decir “esta no es mi visión de mundo como cristiano; yo no estoy de acuerdo con la manera que el artista ve la vida, ve el mundo o ve a Jesús”. Pero no por eso voy a negar el valor estético de la obra en sí.

      Saludos querido amigo!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s