La trompeta final de Mozart

Desde niño, por la influencia de mi viejo (que, además de hacerme oír sus obras, me llevó a ver la película Amadeus con 5 ó 6 años), sentí una irresistible fascinación por la música de Mozart y, específicamente por su Réquiem.

Esa leyenda (no sé qué tanto tiene de cierta) de que el loquillo Wolfgang se habría compuesto esta maravillosa obra de arte para sí mismo porque sabía que estaba a las puertas de la muerte por tuberculosis me parece sublime.

Hasta el día de hoy lo escucho cuando, en medio de mis recurrentes fases nihilistas, necesito recordarme a mí mismo que aún hay hermosura en el mundo, incluso cuando todo parece apuntar hacia la oscuridad y la muerte.

Desde mi adolescencia “Tuba Mirum” ha sido un favorito entre favoritos por su música. Cuando descubrí qué dice la letra, con mayor razón aún. Aquí se las comparto:

La trompeta, esparciendo un asombroso sonido
por los sepulcros de las regiones
reunirá a todos ante el trono.

La naturaleza y la muerte se asombrarán
cuando resuciten las criaturas
para responder ante el Juez.
Y por aquel profético libro
en que todo está contenido
el mundo será juzgado.

El Juez, pues, cuando se siente
todo lo oculto saldrá a la luz,
nada quedará impune.

¿Qué podré decir yo, desdichado?
¿A qué abogado invocaré,
cuando ni los justos están seguros?

Y aquí pueden apreciar la maravillosa música con su bellísima progresión de voces, de barítono a soprano:

 

Advertisements

Leave a comment

Filed under Arte y Estética, Citaciones, Por puro gusto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s