Por qué la IPCH tiene un Seminario propio en pocas palabras

Este año 2014 se cumplieron 50 años de la formación del Sínodo de la Iglesia Presbiteriana de Chile (IPCH) en 1964, año en que dejamos de ser una misión norteamericana y pasamos a ser una iglesia nacional. Muchos dirán, con justa razón, que este es el hito que marca de forma concreta el nacimiento de la IPCH, con una identidad autónoma y con la capacidad de autosustento.

Casi 40 años más tarde la IPCH fue capaz de tomar la decisión madura y responsable de formar un Seminario propio, ligado íntimamente a la vida de la iglesia y de sus consejos, un espacio donde formar la vocación de jóvenes y adultos comprometidos con los desafíos de esta denominación, en este contexto chileno, en la presente hora.

Un Seminario denominacional es un órgano interno que fortalece la autonomía y la identidad de una denominación reformada como la IPCH. Tiene la responsabilidad de cumplir con 3 solemnes funciones, igualmente importantes, que no se pueden delegar:

1) Proveer formación teológica-académica a los futuros líderes, especialmente pastores, a fin de formar su mente en los parámetros confesionales propios de nuestra iglesia. Esto se busca entregando clases, módulos, lecturas y otras metodologías de aprendizaje, mediante un cuerpo docente comprometido con la Confesión de Fe de Westminster y en constante capacitación y crecimiento.

2) Proveer entrenamiento ministerial dentro del contexto de los desafíos propios de la IPCH, generando espacios e instancias de práctica, de acompañamiento pastoral y de diálogo con pastores, presbíteros y otros líderes que van entregando una constante retroalimentación (que incluye “tiradas de oreja”, exhortaciones, retos, consejería, palabras de ánimo y acompañamiento en oración) a quienes serán los próximos maestros, presbíteros y pastores de nuestra iglesia. Esto se busca mediante el contacto constante con pastores y presbíteros de la IPCH, tanto dentro como fuera del aula, que conocen los desafíos, cultura e historia propios de sus consejos e iglesias locales y que van transmitiendo su visión y entrega, como quien traspasa el bastón del testimonio.

3) Ser un catalizador interno de la denominación y de sus consejos, abriendo espacio de diálogo, de reflexión, de desafío. Encuentros, conferencias, foros y la misma labor de tesis de alumnos graduandos van trayendo a colación temas que la iglesia necesita reflexionar, dialogar y debatir. Todo esto contribuye al reciclaje interno necesario de la iglesia y de sus líderes para enfrentar los desafíos que se plantean en el Chile del siglo XXI.

En todo esto, el Seminario siempre ha sido y será sólo un colaborador, un brazo, un reflejo de las iglesias presbiterianas de Chile y de sus consejos, quienes nos envían sus candidatos y se preocupan de darles el acompañamiento necesario para su crecimiento. Un Seminario denominacional no es una fábrica de salchichas. No es una máquina donde uno pone en un extremo un joven medio desordenado y al otro lado sale, mágicamente después de 4 ó 5 años, un pastor responsable, maduro y respetado.

Unos dirán que la formación de liderazgo en la iglesia es un trabajo a dos manos, siendo una mano la iglesia y la otra el Seminario, no me parece descabellado pensar así, pero yo iría más allá y diría que la única capaz de producir orgánicamente su propio liderazgo es la iglesia, no las instituciones educacionales teológicas. Por lo tanto, yo sí diría que es un trabajo a dos manos, pero en otro sentido: siendo una mano la iglesia local y la otra mano la iglesia conciliar (presbiterio y sínodo) y estas dos manos usan para ciertas cosas una herramienta, un cincel: el Seminario. Un Seminario ligado a la vida de la iglesia y sus consejos es el único ente, por lo tanto capaz de no ser un mero prestador de servicios educacionales teológicos, sino de ser algo más: una comunidad donde la vocación de un futuro pastor, líder o maestro DE LA iglesia, CONECTADO A la iglesia y sus necesidades, es forjada, desafiada y enriquecida año a año, en conjunto con todas las actividades eclesiales. Esta es una relación institución-organismo benefactora y grandemente necesaria, algo así como un enrejado y una vid (usando la figura de Colin Marshall).

Por lo tanto, una iglesia que delega [“tercerizando”] sus obligaciones orgánicas, pagando cómodamente para que otro haga el trabajo que le corresponde a ella, pierde su alma. Y una de las obligaciones orgánicas esenciales e ineludibles de la iglesia es, justamente, capacitar nuevos liderazgos.

Por eso la IPCH tiene un Seminario propio: porque es una federación de comunidades orgánicas que busca, de forma orgánica, producir sus propios líderes. Para los que venimos estudiando, hace algunos años ya, los principios misiológicos y eclesiológicos neotestamentarios no nos causa ni un temor decir que esta es la forma más bíblica de formar nuevos cuadros pastorales, docentes, regentes y/o diaconales.

IMG_0325.PNG

Advertisements

2 Comments

Filed under Iglesia, Iglesia Presbiteriana de Chile, Teología Reformada

2 responses to “Por qué la IPCH tiene un Seminario propio en pocas palabras

  1. luispinomoyano

    Comparto y adhiero a lo que escribiste. Es por eso que estudio en el Seminario Teológico Presbiteriano JMIG y no en otro lugar. Es por eso que soy beneficiario de la formación que recibo, de las interrogantes que surgen (nada más contradictorio que un teólogo sin capacidad de asombro), los diálogos directos y comprometidos con profesores y compañeros futuros colegas, todo eso en un espacio que exuda presbiterianismo, que piensa, vive y se proyecta en la IPCH.

    Un abrazo, Luis…

  2. Pingback: ¿Por qué estudio en el Seminario Teológico Presbiteriano José Manuel Ibáñez Guzmán? | En el balcón y en el camino...

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s