Lo que he hablado, lo que he callado y lo que oro.




“También éstos son dichos de los sabios: 

No es correcto ser parcial en el juicio. 

Maldecirán los pueblos, y despreciarán las naciones, 

a quien declare inocente al culpable. 

Pero bien vistos serán, y bendecidos, 

los que condenen al culpable.”


(Proverbios 24:23-25 NVI)


Lamento mucho si alguno entendió algo que nunca dije y que no pienso. Asumo mi responsabilidad como comunicador, por un lado, pero también les pido humildemente que Uds. también revisen sus prejuicios, ya que tal vez ellos les impidieron entender lo que afirmo.

Nunca he querido la condenación ni la implacabilidad contra los políticos corruptos de este país ni contra los empresarios que han desviado fondos. Quiero su arrepentimiento y su perdón, que enmienden sus caminos, que se vuelvan al Señor y que hagan restitución como Zaqueo cuando recibió a Jesús en su casa. Estoy consciente de mi necesidad de perdón como pecador y por eso anhelo lo mismo para los demás. Es justamente porque NO ME SIENTO MEJOR que los demás que denuncio lo que denuncio: yo también he necesitado que se me llame al arrepentimiento y lo seguiré necesitando. Pero eso no niega que se cumplan las leyes. Por un lado me entristece que gente se vaya presa, pero por otro me alegra que se haga justicia porque quiero vivir en un país donde los que roban una gallina al vecino o los que se niegan a pagar el pasaje en la micro también sean punidos como corresponde junto con quienes firman boletas ideológicamente falsas. Y entiendo que la corrupción ya parte con subirse a la micro sin pagar. Eso lo tengo claro.


Sólo he querido equilibrar un poco la balanza cuando he publicado ciertos posts o ciertas noticias. Si piensa que me he equivocado en esto, acérquese a mí (por interno si prefiere) y dígamelo directamente. Mi punto al equilibrar la balanza es el siguiente: todos conocen lo que los evangélicos pensamos, bíblicamente fundados, sobre el aborto y el horrendo pecado de matar la vida de un inocente que habita el viente de su madre; también todos saben lo que pensamos sobre la homosexualidad y como la Biblia, tanto en el AT como en el NT, condena a quienes viven un estilo de vida homosexual por ser este pecaminoso y contrario al diseño de Dios para la sexualidad humana; es archi-conocido también que nos oponemos con argumentos bíblicos a la destrucción cultural de la familia. Todo esto lo hemos dicho fuerte y claro en MUCHAS ocasiones y hasta hemos organizado marchas para manifestarnos públicamente sobre ello. 


Pero del mismo modo también hay fundamento bíblico para denunciar la corrupción política, el fraude al fisco y el enriquecimiento ilícito. Incluso Jesús habló más de la avaricia que del adulterio, la inmoralidad sexual o el divorcio. Pero como que los evangélicos y pastores nos quedamos extrañamente callados ante estos hechos. Amós no se quedaría callado, ni Isaías, Miqueas tampoco, Santiago tampoco… ni Jesús. Entonces me preocupa que seamos, como hemos sido, tan condenatorios contra el homosexual, pero que exijamos tanto silencio y “prudencia” ante el empresario que ha cometido ilegalidades. Insisto: sólo quise equilibrar la balanza porque estamos dando un espectáculo patético como iglesia al denunciar históricamente en los últimos años sólo unos pecados (los sexuales), y al callar otros pecados (sociales) contra los cuales la Biblia habla tan claro. ¿Me equivoqué? ¿Se me pasó la mano? ¿Parecí parcial? Dígamelo, especialmente si Ud. me conoce personalmente, pero no me mande recados tirando la piedra y escondiendo la mano.


Nuestro país está al borde de una crisis política sin precedentes. Temo por nuestras instituciones democráticas y las nefastas consecuencias que pueden ocurrir si se siguen minando las confianzas en nuestras instituciones. Ya ocurrió en Venezuela, puede ocurrir aquí también. Así que pidamos TODA la verdad. Que se investiguen a fondo los hechos, CAIGA QUIÉN CAIGA, no porque nos gusta ver caer a los poderosos, sino porque amamos la justicia y porque los chilenos necesitamos recuperar la confianza en nuestras instituciones… de otro modo terminaremos abriendo el camino para el populismo izquierdoso o fascistoide. ¡Y yo no quiero eso! Se levantará un Chávez chileno y todos los que creemos en la democracia lo lamentaremos amargamente. Así que apoyemos al poder judicial y sus investigaciones, apoyemos que se sepa todo, propongamos ideas para mejorar nuestras instituciones como el SERVEL, el SII, etc. Y sobre todas las cosas: ¡oremos! Oremos mucho por Chile. Yo ya empecé a hacerlo, le invito a unirse a este clamor.


Permítanme compartirles algo que le escuché a un presbítero en una asamblea sinodal de la IPCH hace años y que me quedó grabado: “los pecados privados, Dios los trata privadamente, pero los pecados públicos deben ser tratados de forma pública”. Me parece razonable y es el principio que he buscado aplicar. Si estuvo mal, estoy abierto a corregirlo.


De mi parte como pastor: las puertas de mi iglesia y mis brazos están abiertos al homosexual, al político corrupto y al empresario que defraudó al fisco por igual. Oro por su perdón. Oro por su arrepentimiento. Oro para que el Señor les conceda otra oportunidad como lo hizo con María Magdalena, con la mujer adúltera y con Zaqueo y Leví por igual. Los confrontaré por igual con la Palabra de Dios (como ya he hecho con homosexuales y adúlteros que han llegado a mi congregación). Lloraremos juntos, buscaremos al Señor juntos y acompañaré a quién pida acompañamiento, aunque las consecuencias que tengan que enfrentar por sus pecados sean duras. Ya que los principios de la consejería protestante (al contrario del confesionario católico-romano) siempre ha ordenado que uno aconseje, promueva y presione a los que han cometido delitos a que se entreguen a la justicia y paguen por sus actos. Eso es, justamente, considerado una muestra concreta de arrepentimiento.

Advertisements

4 Comments

Filed under Cosmovisión

4 responses to “Lo que he hablado, lo que he callado y lo que oro.

  1. Tita Marin

    Gracias por expresar tan coherentemente el sentir de muchos chilenos (de nacimiento y adoptados). Es cierto que se debe exigir TODA la verdad. Porque en efecto, cuando se destapa la olla sólo para liberar presión, adentro se siguen cociendo tantos caldos que desconocemos y para cuando hay que servirle al pueblo ya todo se evaporó. Nos pasó en México hace 50 años y mira cómo estamos. Para un cristiano el silencio ante la injusticia no es opción. Orando por Chile

  2. Martin Zanetti

    Desde Argentina te agradezco por tu reflexion. Coincido totalmente en que las Iglesias evangelicas han “desbalanceado” las cosas. Desde hace muchos años parece sentirse atacada por “pecados sexuales” dejando a un lado los pecados sociales como lo describis, pero tambien dejando de lado los “pecados de iglesia”. No hacer lo bueno….tambien es pecado. Pero que pasa con los cristianos?. Somos conscientes que al no hacer lo bueno que Jesus nos mando tambien estamos en pecado??. Pero parece que el pecado es de quienes viven su sexualidad fuera de los planes de Dios, pero si no hacemos lo que Dios quiere que hagamos los cristianos, como amar al projimo como a nosotros mismos, estamos en pecado, y es mas duro aun, porque conocemos la verdad de Cristo. Ellos no. Gracias por tu reflexion, No es “LA VERDAD” es solo una reflexion, que nos mueve y nos debe mover a buscar nuevamente la VERDAD. No digo que coincida en todo…creo que en la era de la gracia…la iglesia debe denunciar menos y amar mas. El Espiritu Santo es quien convence de pecado, parece que la Iglesia quiere hacerlo. Dios puede transformar vidas y parece que nosotros queremos hacerlo desde nuestras iglesias. Esta claro lo que Dios nos pide….deberiamos empezar haciendo eso. El resto lo hara El. Sabe hacerlo mejor que nosotros.
    Un abrazo desde la Argentina
    Martin

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s